El inconveniente

Amistades convenientes : EL INCONVENIENTE.

Dirección: Bernabé Rico (España 2020)

Reparto: Juana Acosta, Kiti Mánver, José Sacristán, Carlos Areces, Daniel Grao, Ana Fernández 

Guion: Bernabé Rico, Juan Carlos Rubio 

Fotografía: Rita Noriega

El cine español nos brinda más de una sorpresa ofreciendo filmes de una calidad encomiable. Tal es el caso de esta “El inconveniente”, comedia amable y esperanzadora que brinda al espectador una oportunidad de reflexionar desde la ternura sobre el tema de la soledad.

A Sara le ofrecen comprar la casa perfecta: espaciosa, muy luminosa y extremadamente barata. Tan solo tiene un pequeño inconveniente: Lola, la octogenaria dueña actual, vivirá en ella hasta que muera. Sara investiga sobre las enfermedades que tiene Lola y tiene la convicción de que es menos de dos años esa anciana con un carácter infernal habrá muerto y el piso será para ella sola. Por eso cree que es un buen negocio y decide comprar y esperar.

Sara es una triunfadora, guapa, resolutiva y con un carácter arisco y distante en el que busca sólo la eficacia en la relación con los demás. Lola es anárquica, desordenada, fumadora empedernida y bebedora de alcohol. En su balcón cultiva marihuana y prescinde de las formas correctas y educadas en la relación con otros.

Pero ambas tienen algo en común: la soledad. Cada una la esconde de una manera distinta, pero las dos están solas. Esa soledad compartida hará que pasen de la enemistad agresiva a la amistad incondicional. La relación explosiva entre las dos mujeres es el meollo de la película.

Estamos ante una película de actrices. Kiti Manver y Juana Acosta están inmensas. Los diálogos son chispeantes y frescos. Todos los registros interpretativos de las dos mujeres aparecen con una intensidad excelente. Ríen, gritan, se pelean, se abrazan, lloran… mientras van buceando en su propio interior para afrontar su pasado y reconciliarse consigo mismas y con los demás. 

Los actores masculinos están también sensacionales: José sacristán en su breve interpretación llena la pantalla con su profesionalidad inmensa. Pero el secundario Carlos Areces está fantástico y provoca la risa en cada una de sus apariciones, dando vida a un fracasado sin gracia al que esas mujeres dan más de una oportunidad.

En su primer largometraje, Bernabé Rico se inspira en la obra teatral del mismo título; el film tiene así la estructura -que no el lastre- de una obra pensada para las tablas.

“El inconveniente” es una comedia fresca y humana que nos da a conocer que las personas podemos ser difíciles, pero nunca somos un inconveniente para vivir en concordia.

JOSAN MONTULL

La vida por delante

Crecer acompañando: LA VIDA POR DELANTE

Dirección: Edoardo Ponti

Italia 2020

Guion: Ugo Chiti, Edoardo Ponti, Fabio Natale (Libro: Romain Gary)

Música: Gabriel Yared

Fotografía: Angus Hudson

Reparto: Sophia Loren, Ibrahima Gueye, Renato Carpentieri, Abril Zamora, Babak Karimi, Massimiliano Rossi, Francesco Cassano

Parece increíble, la gran Sophia Loren, un auténtico mito de la Historia del Cine, ha vuelto a la pantalla. Y ha vuelto con 86 años y de la mano de su hijo, Edoardo Ponti, que la dirige con soltura en este pequeño film.

En una ciudad costera italiana, la anciana madame Rose, antigua prostituta judía superviviente del holocausto nazi, acoge y protege a hijos de prostitutas que los confían a su capacidad de acogida. Un día un viejo doctor amigo suyo le lleva a un niño senegalés refugiado, Momo, de unos12 años, que curiosamente había robado a Madame Rose pocos días antes. La anciana mujer acoge a regañadientes a Momo, que manifiesta un carácter díscolo y rebelde desde el primer momento. Entre ambos -el niño y la prostituta- va surgiendo una amistad que los llevará a reencontrarse con su doloroso pasado y a ayudarse mutuamente para afrontar felizmente su futuro. Un anciano musulmán ayudará a Rose a educar al pequeño Momo. 

La historia, profundamente humana, está marcada por el duelo interpretativo entre la Loren, que está inmensa, y el joven Ibrahima Geye, cuya presencia es absolutamente fascinante. Sorprende este recital interpretativo entre la gran Sophia Loren y el debutante senegalés. Ambos fascinan y seducen en la pantalla de una manera extraordinaria.

La narración es sencilla y eficaz. La película se ve con agrado desde el comienzo y uno tiene la convicción desde los primeros planos de que va a ver un film con una clara vocación humanista.

Y, efectivamente, así es. El film aborda con naturalidad muchos temas humanos: la grandeza de la convivencia de las religiones, el sentirse amado como motor del cambio personal, la confianza en cada persona como condición indispensable para la educación, el perdón como fuente de redención personal, la fidelidad a la palabra como exigencia moral…

“La vida por delante” es una película de actores; es un gozo verlos pasearse por la pantalla destilando una convicción excelente en sus personajes. Son esos actores los que hacen posible que estemos ante un film sencillo, hermoso y profundamente humano.

JOSAN MONTULL

La familia que tú eliges

Buscándose a sí mismo: LA FAMILIA QUE TÚ ELIGES.

(USA 2019)

Guion y Dirección : Tyler Nilson y Mike Schwartz.

Música: T-Bone Burnett, Zachary Dawes, 

Fotografía: Nigel Bluck

Reparto: Zack Gottsagen, Shia LaBeouf, Dakota Johnson, John Hawkes, Bruce Dern.

Dos jóvenes inadaptados (Zac, un chico con síndrome de Down que se escapa de su residencia para cumplir el sueño de su vida: ser luchador profesional, y Tyler, un delincuente de poca monta al que persiguen unos matones) unen fortuitamente sus vidas en una huida vertiginosa. En su huida son encontrados por Eleanor, una cuidadora de la Residencia de la que ha huido Zac.  Entre los tres surge una amistad fuerte que hace que saquen lo mejor de sí mismos. 

La película derrocha ternura, tiene una estructura sencilla y un guion que interesa desde el primer momento al espectador. En ningún momento oculta que va a hablar de valores humanos y apuesta por defender que, cuando uno se siente querido y reconocido, es capaz de ir mucho más lejos de lo que en principio pensaba.

Los tres amigos son personas a la deriva, con una historia herida y sin una familia de referencia. A lo largo del camino van ganando en confianza y en la apertura del propio misterio a las otras personas. En este itinerario no falta ni tan siquiera un peculiar bautismo que les anima a caminar juntos en un mismo destino.

Juntos aprenden que es posible ser buenos, que no hay personas retrasadas, que todos estamos llamados a ser héroes y que los amigos que elegimos se pueden convertir en la mejor familia.

El film desprende emociones sin entrar en sentimentalismos huecos. Por otra parte, el trío protagonista es excelente y desprende una naturalidad que conecta con el público.

Acompasada por música country “La familia que tú eliges” se convierte en una película tan hermosa como sencilla, tan humana como honesta. Un buen estímulo para creer más en uno mismo y en los demás.

Para comentar en grupo

¿qué pasado doloroso tiene cada personaje?

¿crees que prejuzgamos a las personas aquejadas del síndrome de Down?

¿En qué momento y por qué se echa a llorar Tyler sobre el hombro de Zac?

¿Qué personajes ayudan al trío protagonista en su huida?

Comenta las siguientes frases del film:

  • Tratándole como a un retrasado, le hace sentir retrasado. (Tyler a Eleanor)
  • Este chico cree en usted y hoy creer en algo cuesta lo suyo. (Tyler al luchador)
  • Te voy a regalar mis deseos para mi cumpleaños. (Zac a Tyler)
  • Necesitamos un vínculo. (Tyler a Zac)
  • Podríamos ser una familia. (Zac a Tyler)
  • No puedo ser un héroe porque tengo síndrome de Down. (Zac a Tyler)
  • Quiero ser malo porque mi familia me abandonó. (Zac a Tyler)
  • Que todos los lobos de vuestro pasado descansen. (el ciego a Zac y Tyler)

JOSAN MONTULL

Anton, su amigo y la revolución rusa

Tú eres mi hermano : ANTON, SU AMIGO Y LA REVOLUCIÓN RUSA 

Dirección: Zaza Urushadze 

Guion: Dale Eisler, Zaza Urushadze, Vadym Yermolenko 

Música: Patrick Cannell 

Fotografía: Mikhail Petrenko 

Reparto: Natalia Ryumina, Regimantas Adomaitis, Vaiva Mainelyte, Juozas Budraitis.

En 2014 el cineasta georgiano Zaza Urushadze presentó una película magnífica, “Mandarinas” que a punto estuvo de obtener el óscar a la mejor película de habla no inglesa. En “Mandarinas” el cineasta abordaba el tema de la guerra de los Balcanes con una extraordinaria humanidad. 

Esa misma humanidad es la que transita en su obra póstuma “Antón, su amigo y la revolución rusa”, que cuenta la historia inspirada en hechos reales de dos niños, uno cristiano, Antón, y otro judío, Jakob, cuya amistad logra sobrevivir por encima de los prejuicios, el odio y el paso del tiempo.  

En un pueblecito de Ucrania viven familias dispares entre la pobreza y la amistad. Antón y Jakob son muy amigos; juegan, saltan, conversan, se ayudan, se esconden de los adultos y cultivan una inquebrantable fidelidad. Pero esta relación idílica está marcada por la revolución rusa que, con frecuencia, les acerca a unos despiadados bolcheviques que roban, matan y provocan el horror en medio de mítines revolucionarios demagógicos. 

Los dos niños no son conscientes de este sufrimiento. La guerra incluso les trae la muerte de familiares (la madre de Jakob y el padre y hermano de Antón), pero son incapaces de comprender lo que pasa. 

La mirada de los niños es de una ternura excepcional. La violencia que les rodea corrompe todo el mundo de los adultos, incluso el del sacerdote, que encontrarán en la violencia y la venganza el único sentido de la vida. Pese a que el resentimiento y el odio están presentes en todos los adultos del pueblo, aún se dan gestos de generosidad y amor entre los vecinos, mezclados con otros de agresión y muerte. No hay duda, la guerra todo lo pudre.  

La comunidad rural consigue asestar un golpe terrible a un comando bolchevique y secuestrar al mismo Trotsky, autor ideológico de las masacres. Pero los niños se encontrarán con el secuestrado y el resultado será impredecible.  

Las conversaciones de los niños son de una ternura y una profundidad que contrastan con el universo de los adultos. Llegan a decir que no entienden un paraíso sin amigos, que el de los judíos y de los cristianos es el mismo. Mientras ellos, mirando las nubes, imaginan un Cielo plurireligioso, los mayores, mirando la tierra construyen un infierno sin Dios. “La vida es injusta”, dicen los adultos, “Ahora tú eres mi hermano” dicen los niños. 

La película apuesta por un ritmo lento y pausado y, pese a narrar una historia violenta, no se regodea en la violencia, sino más bien la sugiere. Los paisajes, abiertos y luminosos, son el contraste brutal con la cerrazón y oscuridad provocada por los acontecimientos bélicos. 

El reparto es coral y son muchos los personajes que aparecen en la pantalla, algunos con pocos minutos, pero con una fuerza inquietante (como la sádica camarada Dora y el canalla Trotski). Quienes más aparecen, eso sí, son los niños. En su mirada y en sus juegos se intuye un universo más humano y divino.  

La película no tiene un final vacío desesperanzado sino positivo y abierto a la esperanza; aunque la buena voluntad pueda provocar desgracias, la inocencia de los niños no será corrompida por la guerra de los adultos. La amistad estará por encima de las perversiones bélicas.  

Fotografiar el Cielo será posible, construirlo en la tierra, pese a todo, será factible. 

JOSAN MONTULL